DICTADURA

IR

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

FRANCO Y LOS JUDÍOS

En “The American Sephardi”, con motivo del fallecimiento del General Francisco Franco, publicó el artículo que a continuación se reproduce:

«El General Francisco Franco, Jefe del Estado español, falleció el 20 de noviembre de 1975. Al margen de cómo juzgarle la Historia, lo que sí es seguro es que en la historia judía ocupará un puesto especial. En contraste con Inglaterra, que cerró las fronteras de Palestina a los judíos que huían del nazismo y la destrucción, y en contraste con la democrática Suiza que devolvió al terror nazi a los judíos que llegaron llamando a sus puertas buscando ayuda, España abrió su frontera con Francia ocupada, admitiendo a todos los refugiados, sin distinción de religión o raza. El profesor Haim Avni, de la Universidad Hebrea, que ha dedicado años a estudiar el tema, ha llegado a la conclusión de que se lograron salvar un total de por lo menos 40.000 judíos, vidas que se salvaron de ir a las cámaras de gas alemanas, bien directamente a través de las intervenciones españolas de sus representantes diplomáticos, o gracias a haber abierto España sus fronteras.

El 23 de octubre de 1940, en los más trágicos momentos de la historia judía europea, cuando las tropas de Hitler estaban a lo largo de la frontera española tras la caída de Francia, Franco se entrevistó con Hitler en la localidad fronteriza francesa de Hendaya, negándose a satisfacer cualquiera de las peticiones de Hitler, incluida la entrada en vigor de legislación anti-judía. Frente a este punto, varios meses más tarde, Franco creó en Madrid y Barcelona el Instituto de Estudios Judíos “Benito Arias Montano”. Su erudita publicación “Sepharad” sigue siendo una de las mejores publicaciones judías que actualmente se editan en todo el mundo, y la única plenamente subvencionada por un Gobierno nacional fuera de Israel.

En otoño de 1953, las actividades del “Yamin Nora’im” estaban dirigidas en Madrid por el reverendo D. A. Jessurum Cardozo, de Nueva York. Estos servicios, a los cuales Franco expresó su reconocimiento personal, eran los primeros oficialmente autorizados en España desde la expulsión de 1492.

A principios de 1945 Franco permitió a la Agencia Judía que actuara en territorio español para facilitar la inmigración ilegal de los supervivientes de los campos de concentración a Palestina, donde por entonces los británicos impedían la inmigración judía. Tras la participación de Israel en los acontecimientos de Suez de 1956, a los judíos marroquíes se les prohibió emigrar a Israel. El Haham, Rabid Dr. Solomon Gaon, fue recibido en varias ocasiones en privado por Franco y España hizo lo necesario para el traslado en masa hacia Israel a través del Sahara Español, con la aprobación tácita del Gobierno marroquí.

En 1960, en la clausura de la magnífica Exposición Bibliográfica Sefardita Internacional, que estuvo abierta al público durante un mes en la Biblioteca Nacional de Madrid, el General concedió a Haham Gaon la alta distinción española de “Caballero de la Orden de Alfonso X el Sabio”. En sus palabras de contestación al discurso pronunciado en judeo-castellano, Franco, enjugándose las lágrimas, declaraba: «El Gobierno español está orgulloso de haber podido salvar vidas judías durante la II Guerra Mundial y quiere hacer todo lo posible por aumentar los lazos culturales entre los sefarditas y los españoles».

El “I Simposio de Estudios Sefarditas” se celebró en Madrid del 1 al 6 de junio de 1964. El Gobierno español invitó a estudiantes judíos de todo el mundo a que leyeran documentos y publicaciones referentes a aspectos de la cultura sefardita. Sufragado por el Gobierno español, se publicó en 1970 un volumen de “Actas” de 781 páginas, un material indispensable para los estudiantes sefarditas y quizás el trabajo más importante aparecido en este siglo sobre estudios sefarditas.

Tras la contienda entre árabes e israelitas de 1967, Franco dio órdenes a todos sus Embajadores en los países árabes para que concedieran tantos pasaportes y visados españoles a cuantos judíos fuera posible. El General Franco intervino personalmente en nombre de los judíos egipcios “apátridas” detenidos por Nasser e internados en condiciones inhumanas. Durante 1968, 110 de estas personas pudieron trasladarse a España, que habían quedado bloqueados por el gobierno de Nasser tras la Guerra de los 6 días,

En el año 1965 Franco fue el primer Jefe de un Gobierno español desde 1492 que recibía en audiencia a delegados de congregaciones judías en su propio país. Por sugerencia de Franco, el 14 de diciembre de 1966, diecinueve millones de españoles votaron a favor de una ley propuesta por Franco para la concesión de libertad de culto para todas las religiones no católicas. Inmediatamente se concedió el permiso para la celebración de actos religiosos judíos públicos. El 16 de diciembre de 1968 se inauguró en Madrid la primera sinagoga desde 1492. Para conmemorar el acontecimiento, el Ministerio de Justicia, por mandato del Jefe del Estado. Confirmó la derogación del Edicto de Expulsión de 1492. Se le envió de forma oficial el documento a D. Damuel Toledano, de la Congregación de Madrid, enviándosele una copia a Haham Gaon, en Londres.

El 13 de junio de 1971, para satisfacer un deseo largamente acariciado por el General Franco –su Decreto 874 de 18 de marzo de 1964, incluido en “Actas” 61 3-5– la antigua Sinagoga del Tránsito, de Toledo, fue “devuelta al judaísmo” de forma oficial. A falta de una comunidad judía, se le ha convertido en un espléndido Museo Judío, en espera de su futura nueva consagración como “Casa de la Oración Sefardita Judía”. Presidieron la inauguración del Museo, Haham Gaon y el Ministro de español de Educación y Ciencia José Luis Villar Palasí.

Cuando Tánger y Tetuán fueron anexionadas a Marruecos, el Gobierno español invitó a todos los habitantes judíos de estas dos ciudades a que se instalaran en España. En estos momentos la comunidad judía malagueña cuenta con más de 2.500 miembros. Por orden de Francisco Franco, un artista judío recibió el encargo de esculpir una estatua de Salomón Ibn Gabirol, que fue erigida en un parque de Málaga, donde había nacido hacia el 1021, el gran filósofo y poeta. El 21 de abril de 1972, se organizó una gran ceremonia en Málaga para conmemorar el 950º aniversario del poeta. Fueron invitados a los actos especialistas en literatura judía de las universidades españolas y del extranjero. Gracias a los esfuerzos de Franco, en 1972 España era el único país en el que, al margen de Israel, todas las Universidades estatales tenían un Departamento de Estudios Judíos.

El “Shabat Vayislah”, 18 Kisley 5736 (22 de Noviembre de 1975), los co-editores de “The American Sephardi” acudieron a rezar un responso por el alma del General Francisco Franco ante el arca de la histórica Sinagoga Hispano-Portuguesa, en la ciudad de Nueva York. Tras mencionarse su nombre, se añadió la frase “sehu azar hayehudim bime hamilhama hagedola“, (“por su ayuda a los judíos durante la Guerra Mundial”).»

Testimonios judíos de agradecimiento:

Salomón Ben Ami, Ministro de Asuntos Exteriores de Israel y Embajador de Israel en España:            «El poder judío no fue capaz de cambiar la política de Roosevelt hacia los judíos durante la II Guerra Mundial. El único país de Europa que de verdad echó una mano a los judíos fue un país en el que no había ninguna influencia judía: España, que salvó más judíos que todas las democracias juntas».  (Declaraciones a la revista “Época” en 1991)

Golda Meier, Primera Ministra de Israel, declaró siendo Ministra de Asuntos Exteriores:            «El pueblo judío y el Estado de Israel recuerdan la actitud humanitaria adoptada por España durante la era hitleriana, cuando dieron ayuda y protección a muchas víctimas del nazismo». (Durante un debate en el Parlamento israelí, Knesset, el 10 de febrero de 1959)

Max Mazin, Presidente de la Asociación Hebrea en España (1973):            «¿Qué importa el número de judíos salvados por España, cuando el precio de una sola vida es infinito? Sé que España salvó las vidas de docenas de millares de hermanos nuestros por diversos procedimientos, y hubiera salvado muchas más de haber tenido oportunidad de hacerlo».            «El nombre de España es una de las poquísimas luces que brillan en la larga y oscura noche que vivió el pueblo judío durante los trágicos años del nazismo».

Elie Wiezel, escritor judío, premio Nobel de la Paz en 1986:            «España fue, probablemente, el único país de Europa que no devolvió a los refugiados judíos». (Declaraciones a la prensa a su llegada a Madrid en julio de 1990)

Haim Avni y Yad Vaskem, profesores de la Universidad hebrea de Jerusalén:            «Un total de por lo menos 40.000 vidas judías fueron salvadas de las cámaras de gas por las actuaciones directas de las embajadas y consulados españoles». (“Estudios sobre la catástrofe judeo-europea y la resistencia”, 1970)

Chaim Lipschitz, escritor judío. Autor del libro “Franco, Spain, the Jews and the holocaust”:            «Tengo pruebas de que el Jefe del Estado español, Francisco Franco, salvó a más de sesenta mil judíos durante la II Guerra Mundial. Ya va a ser hora de que alguien dé las gracias a Franco por ello».  (Declaraciones a la revista “Newsweek en febrero de 1970)

Israel Singer, Presidente del Congreso Mundial Judío:            «La España de Franco fue un refugio importante de judíos que se arriesgaron a venir, escapando de la Francia de la libertad, la fraternidad y la igualdad. No quiero defender a Franco, pero en la II Guerra Mundial muchos judíos se salvaron en España e ignorarlo es ignorar la historia». (Entrevista en “El Mundo”, el 17 de diciembre de 2005)

Enrique Múgica Herzog, destacado miembro del PSOE:            «Aquel régimen, tan criticable en otros aspectos, acogió a los judíos que llegaron, bien para asentarse en España, bien para continuar viaje con la ayuda del servicio diplomático». (Declaración como presidente de la delegación española en el Congreso Judío Mundial celebrado en Londres en 1998)

Habrá de tenerse en cuenta, en todo caso, otras eventuales interpretaciones. Lo ocurrido realmente puede que sólo lo sepan personas contadas con una mano y probablemente ya muertas. Si así fuera, supongo, restaría valor al testimonio particular; el cual habría sido manipulado por otras visiones parciales y sectarias.

Publicado en Noticias y política | Etiquetado , , , | Deja un comentario

EEUU, ¿imperio generador o depredador…?

D. José Manuel Rodríguez Pardo nos ilustra sobre la idea de Imperio Generador o Depredador e intenta ubicar en qué grupo habría que incluir a Estados Unidos de América.

Como aquí no se pueden insertar listas de reproducción, vámonos al sitio.

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

Navas de Tolosa; un poco de cine y de historia

Cuando en otra vida y otro mundo, mi objeto social era el audiovisual en general y el cine en particular, ese idioma universal, una de las misiones fue acompañar el despertar de aquella España, llamada de la «Transición», hacia otros estadios de consciencia no menos ilusorios; pero más acordes con lo que Ortega definiría como «la altura de los tiempos». Así, en la única televisión que por entonces existía, comenzaron a “echar” cosas que, hasta el momento, sólo habían pasado, si hubieran pasado, por la gran pantalla. La divulgación empezó a ser masiva y el vídeo doméstico, vanguardia tecnológica entonces, vivió años dorados en este país. Títulos como «belle de jour», «la charme discrete…», «chien andalou», «christine», «et dieu crea la femme», «la grande illusion», «subida al cielo»… y 200 ó 300 títulos más de la misma calaña, entraron en el tejido neuronal de muchos individuos españoles. No todo era el «Un, dos, tres, responda otra vez». Habrá quienes consideren aquellos tiempos como unos tiempos «estúpidos»… pero claro, dicho desde una España de 2012, después de la deriva que se ha vivido, lo único que puede despertar es la hilaridad (pregunta: «¿derivado de la leche?»; respuesta: «la vaca»…).

Entre los títulos de aquella calaña, siempre hubo uno que me llamó la atención: «birth of a nation», «el nacimiento de una nación». Si se hubiera titulado “el nacimiento del cine”, no habría estado muy equivocado. El rollo, pues así es como siempre se cuenta una historia, va de la guerra civil norteamericana. Como envoltura puede oírse la música de Wagner. Aquella guerra, sin duda, fue un punto de inflexión cuyos efectos aún perduran. Sin embargo, guste o no, han existido muchos puntos de ese tipo; ya desde tiempos de Alejandro. Puntos que, quizás minúsculos, han sido el centro de grandes circunferencias. Al fin y al cabo, los norteamericanos, ya vinieron al mundo con más de la mitad del rollo bajo el brazo. Su historia, en sentido estricto, abarcaría como mucho las migraciones de las tribus indígenas en busca de los bisontes que bailaban con lobos. Y si todos los hombres que luego desembarcaron se hubieran llamado “caballos”, poco más de sí hubiera dado el cuento. Es verdad que en otras cintas se oye hablar de Nación Sioux; pero es o bien retórico o en su sentido étnico. Las cosas, para bien y para mal, todo bueno en gran medida, fueron algo distintas. Los caballos se tornaron de acero, las flechas en cazabombarderos, las “nao” en submarinos, las piedras en misiles.  Jamás ha existido otro modo de parir a una Nación; así cualquier Nación nace… el dolor da paso a la criatura.

¿Qué podría decirse sobre España…? ¿Acaso tendría derecho a decir…? Como Imperio Universal que ha sido, mucho antes que la mayoría de Naciones que vinieron después, no sólo pueden decirse muchas cosas… sino que es de las pocas que puede decir. Sin embargo, poco dice, y mucho lo que se dice, básicamente desde posiciones enemigas; ya sea desde el exterior o bien desde los colaboracionistas domésticos. Hay un extraño interés en romper y hacer añicos la idea que de España o lo Hispánico puede haber. Y la explicación, muy compleja, también es muy simple: hay «miedito». España da miedito; pues es una de las esferas culturales más potentes que pueden existir. Hablar de los innumerables puntos de inflexión que se han dado en estas tierras y que han cambiado la faz de todo el globo, sería un rollo demasiado largo. Así que abreviaremos. Para ello, Pío Moa, viene que ni pintado. Y esta es su película:

Desde la batalla de Alarcos (1195), la sombra almohade no había dejado de crecer y adensarse sobre los reinos cristianos. El sultán Muhammad al Nasir, Miramamolín para los cristianos, llamó a la yihad con vistas a recuperar la península y proseguir hasta la misma Roma. Reunió al efecto unos 120.000 soldados andalusíes, magrebíes y de otros países, arqueros turcos, etc., más una nutrida caballería cuya destreza ya habían probado los cristianos en su carne. Planteó la batalla crucial aguardando a sus enemigos en el paso del Muradal o Despeñaperros, adonde esperaba llegasen los cristianos exhaustos tras la dura marcha desde Toledo.

Alfonso VIII, auxiliado por el arzobispo de Toledo Rodrigo Jiménez de Rada, relevante intelectual e historiador, buscó alianza con los demás reinos hispanos y pidió una cruzada al papa Inocencio III. En un supremo esfuerzo reunió así a unos cien mil hombres de los nobles, milicias urbanas, órdenes militares y transmontanos (unos 30.000, franceses la mayoría, que irritaron a Alfonso al saquear la judería de Toledo y matar a muchos hebreos). Navarra y Aragón se le unieron, no así los reyes de León y Portugal, aunque dejaron ir por su cuenta a tropas leonesas, gallegas y portuguesas. El ejército avanzó en verano de 1212 bajo un sol implacable y tomó Malagón, donde los ultramontanos pasaron a cuchillo a los moros. Para su disgusto, Alfonso dio un trato más justo a los vencidos en Calatrava, y los extranjeros, indignados, volvieron grupas, saqueando de paso las juderías y dejando harto mermadas las huestes cristianas.

El ejército, mal abastecido y con un calor agobiante, avistó a los almohades el 13 de julio en las Navas de Tolosa, al sur de Despeñaperros. Debía cruzar el desfiladero de La Losa, empeño suicida pues lo guardaban bien los moros, que retrasaban el choque para aumentar las penurias cristianas. Alfonso temió que demorarse buscando un paso mejor provocaría deserciones masivas. En tal dilema, un pastor lugareño indicó a Diego López de Haro, señor de Vizcaya, un paso fatigoso pero desguarnecido (Paso del Rey), y los españoles pudieron acampar cerca del enemigo. El 16 de julio tuvo lugar la batalla, la mayor hasta la fecha en la península. A López de Haro, jefe de la vanguardia, le rogó su hijo: «Padre, que lo hagáis de modo que no me llamen hijo de traidor, y que recuperéis la honra perdida en Alarcos». Replicó López: «Os llamarán hijo de puta, pero no hijo de traidor». Los ritos habituales, entre los cristianos, la misa y la absolución, calmaron la angustia de los soldados, aguda antes del combate en que exponían la vida y la seguridad de su patria y sus familias, hasta liberarse en la carga al grito de «¡Santiago!».

Un primer choque dejó a los hispanos en posición difícil, y el rey castellano dijo al arzobispo de Toledo: «Vos y yo aquí muramos». Pero los tres monarcas, es decir, él mismo, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra, cargaron con caballería pesada y rompieron las líneas enemigas. Parecen haber sido los navarros quienes primero alcanzaron la tienda de Miramamolín, superando las cadenas que le rodeaban (por esa gesta, las cadenas pasaron al escudo de Navarra), y entre todos acabaron con los defensores. Los moros se desbandaron, ofreciendo a los cristianos una fácil carnicería. Los vencedores tomaron provisionalmente Baeza y Úbeda, donde masacraron a la población, pues los clérigos condenaron las negociaciones con el enemigo.

Por entonces hacía estragos el hambre en España, lo que impidió explotar a fondo la magna victoria. Aun así, ella fue decisiva, culminando el proceso abierto por la crucial, aunque pequeña, de Covadonga, cinco siglos antes. De haber vencido los islámicos, la barrera castellana se habría hundido, con efectos incalculables. […]

[Pío Moa, «Nueva historia de España», La Esfera de los Libros, 2010, Págs. 278 y ss.]

Esos «efectos incalculables», aun siendo incalculables, de alguna manera quizás grosera se podrían medir. Pero no aquí; pues sólo se ha querido contar un pequeño rollo y remarcar otro punto que acaso posibilitó el nacimiento de innumerables naciones… empezando por la propia España, nacida frente al Islam y, ya puestos, hasta la norteamericana. Si tales cosas les hubieran sucedido a ésta, a buen seguro que con o sin Wagner que, la verdad, poco pinta en esta historia, habrían hecho la mejor película de todos los tiempos.

Se enseña que si Napoleón hubiera muerto siendo teniente, otro teniente habría llegado a ser Emperador. No se niega. Si un Alfonso hubiera muerto, otro Alfonso habría rematado la faena. Los procesos históricos, sin duda, son irreversibles. No sólo por los hechos en sí, que nadie los puede cambiar, sino por la propia corriente que los hace desembocar en esa otredad. Sin embargo, de lo que ya no estoy tan seguro, es sobre cómo habrían sido las cosas sin la idea de España. Pregunta: «¿Un derivado de los huevos…?»; respuesta: «España»… (sin perjuicio de que no sólo de huevos vive el hombre…)

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

Hoy, la cosa, va de toros

No se puede decir que sea un entendido en esta materia; ni siquiera un aficionado. Este tipo de artículos son de lujo, para alguien como yo. Hay a quienes les gusta con locura… a otros con cierta cordura… y a otros, que se autocalifican como los más “civilizados” y “modernos”, simplemente les repatea el hígado y quizás alguna que otra víscera. Éstos, curiosamente, cuando se les oye hablar, siempre tienen en la boca palabras como “respeto”, “tolerancia” y otras gilipolleces por el estilo… mientras promueven todo tipo de prohibición.

Dado que yo no suelo respetar ni tolerar a casi nadie, sobre todo cuando no saben ganarse ese respeto, es a ellos, principalmente, a quienes les brindo esta faena… ¡Va por ustedes, señores…! (o señoras… o señoros…)

[como al parecer, aquí siguen sin dejar insertar Listas de Reproducción, vámonos al sitio]

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

El camino hacia una locura

[…]

El sol de agosto está sobre nosotros, el año corre, un silencio más grande, una paz más grande recomienzan sobre las montañas y en los bosques. En mi horizonte se levantan pensamientos que nunca había visto, ¡no los dejaré traslucir y me mantendré en el seno de una calma impasible! ¡Ah, mi amigo!, a veces me atraviesa la sensación de que después de todo vivo una vida tan peligrosa porque ¡soy de esa clase de máquinas que pueden explotar! La intensidad de lo que siento me da escalofríos y risa –ya me pasó muchas veces no poder dejar la habitación, bajo el pretexto risible de que mis ojos estaban inflamados, ¿de qué? El día anterior a cada una de esas oportunidades, durante mis vagabundeos, lloraba demasiado, no lágrimas sentimentales, sino de alegría: y en medio del llanto, cantaba y profería cosas absurdas, colmado de una nueva visión que tuve antes que todos los hombres.

A fin de cuentas, si no pusiera tanta fuerza en mí mismo, si necesitara esperar la aprobación, el ánimo, el consuelo de afuera, ¡Dónde estaría! ¡Quién sería! Realmente hubo instantes y períodos enteros de mi vida en que hubiese sentido un asentimiento, un apretón de manos en señal de aprobación como el mayor de los consuelos y precisamente entonces, habiendo podido hacerme un bien, aquellos me dejaron en manos de quien yo creía que podía confiar.

En adelante, yo no espero nada y sólo experimento con tristeza cierto estupor cuando pienso en las cartas que ahora recibo –todo es ahí tan insignificante, nadie sintió nada por mí, nadie tiene la menor idea acerca de mí…– lo que se me dice es respetable y condescendiente, pero distante, distante, distante… Sólo cartitas… opacas y pusilánimes.

[…]

[Extracto de la carta de un polaco «pure-sang» a su, probablemente al final, único amigo]

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

El pesebre español y el caganet Zapatero

No estando de acuerdo con el arrebato final en el que, entrando en éxtasis, propone «menos España y más Europa», no se puede no estarlo, básicamente, con el resto de los análisis.

D. Julián Pavón, Catedrático Director de CEPADE-IEN, vuelve a ilustrarnos con nuevos Cuentos Navideños, pero parece olvidar, cuando atribuye un carácter «reaccionario» al hecho de volver a un sistema Feudal que, por otra parte, no se niega que así sea, que es precisamente ese carácter el que fundamenta el ortograma depredador del IV Reich: La Europa de los Pueblos… o como dirían los otrora mandos de las SS que lo diseñaron: La Europa de las Etnias; de la que ya se ha hablado con anterioridad y que supone, de facto, el triunfo de los partidos nazis europeos. Por tanto, eso de «menos España y más Europa» es realmente lo «reaccionario en sí» y es, precisamente, lo que proponen tales partidos nazis catalanes, vascos, &c. Europa es una cosa que nunca ha existido ni existirá, por más que muchos quieran que exista, mientras que España es una cosa realmente existente, por más que muchos quieran que no exista. España es mucho más que Europa. Sr. Pavón, lo que usted dice en ese sentido es “bailarle el agua” a los mismos que se supone critica. Es «más España», y no menos, lo que vendrían a reivindicar la Rosa y la Esperanza.

Salvado este lapsus, estaría de acuerdo con lo del referéndum; pero me temo que tal cosa podría aumentar la sensación de una nueva guerra civil; en la que naturalmente todos los enemigos de España, tanto los internos (que son legión), como los externos (que son casi todos), defenderían la balcanización; España molesta a muchísimos millones de hombres (y hombras), en todo el mundo.

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario