Decálogo del buen Social-Fascista…

1. Una mentira repetida mil veces es una verdad; como bien dijo el ministro nazi José Goebbels. En consonancia con este principio, será necesario monopolizar los medios de comunicación para convencer a la masa indocta, mediante un mensaje saturante y cansino, de las bondades de nuestros principios, aunque en nada tengan relación con la realidad. La mentira constante habrá de ser nuestro ideario, y mediante mentiras y cortinas de humo, que empezarán por nuestras propias siglas (PSOE), ocultaremos nuestra acción de gobierno.

2. Socialistas de palabra, fascistas de hecho. Como bien dice la definición, el social-fascismo es socialismo de palabra y fascismo de hecho. Defenderemos a las clases trabajadoras en nuestros mítines y nos llenaremos la boca de «derechos sociales». Mientras, exterminaremos, igual que hizo José Mengele, a quienes son seres sobrantes para el modo de producción capitalista: ancianos, impedidos, disminuidos físicos y psíquicos, obligándoles a firmar sus «Testamentos Vitales», fetos no nacidos y todos aquellos que supongan una carga económica para la Sociedad del Bienestar.

3. Ayudaremos a nuestros amigos los grandes empresarios monopolistas, con especial predilección por los banqueros. No dudaremos en frenar a cualquier otro «agente económico» que les perjudiquen; ya sea por medio del acoso de instituciones (persecución tributaria, Ministerios a los que se dará capacidad para sanciones administrativas sin precedentes, &c.), o bien directamente a través de la expropiación. Bajo ningún concepto la banca será nacionalizada; pero si alguno tiene pérdidas, éstas se socializarán.

4. Seremos «de izquierdas de toda la vida». Usaremos y abusaremos del dualismo maniqueo izquierda/derecha, descalificando a nuestros rivales bajo el segundo rótulo. La distinción maniquea entre derecha e izquierda tiene mucho éxito entre la masa indocta y analfabeta de nuestra democracia de mercado pletórico. Así, tras una intensa pedagogía política con nuestros medios de comunicación adictos, la mera invocación a la llegada de la derecha hará que nos voten masivamente.

5. Secuestraremos el término «socialismo». Como nosotros los social-fascistas somos «de izquierdas de toda la vida», la derecha será el egoísmo e individualismo más atroz, causante de todas las guerras, que provocan muertos en nombre de sus intereses empresariales. Por nuestra parte, entraremos en las guerras que nos de la gana, pues será en nombre del «progreso», dado que siempre seremos «progresistas», y siempre podremos camuflarnos bajo el rótulo de «misiones de paz», para engañar a nuestros estúpidos votantes. No importará que también sea socialista una sociedad anónima o una sociedad de mercado; nos dará igual ocho que ochenta. Nosotros, como hombres «de izquierdas» y «socialistas», abanderaremos los nobles principios que guían a la Humanidad: el «progreso», la «solidaridad», &c. No se utilizará el término «fraternidad», por sus reminiscencias religiosas. En consonancia con este ideario, el social-fascismo habrá de estar presente en el gobierno de Estados Unidos, en tanto que Imperio realmente existente, y en las reuniones más importantes a nivel mundial, encuentros y conjunciones planetarias, galácticas o lo que haga falta, aunque sólo sea como comparsas o para lavar los platos.

6. Atacaremos a la religión católica. Profundamente arrepentidos de habernos empapado de agua bendita en nuestra vida pretérita de seminaristas o de clérigos, nos despojaremos de los hábitos y nos bañaremos con colonia de modernidad. Atacaremos por ello de forma furibunda y sin argumentos a la Iglesia católica, en tanto que representa la tradición histórica de España. Los judíos, igualmente, serán los monstruos que han sido siempre e inundaremos los mercados de «palestinas» para que los «progresistas» muestren públicamente que lo son. No obstante, no nos declararemos ateos, sino agnósticos, pues la fe es para nosotros, los miembros del PSOE, algo propio del fuero interno de la conciencia. Así, respetaremos a los musulmanes, los animistas, hechiceros y demás chusma para que sigan profesando sus irracionales dogmas y llenaremos las cadenas televisivas de astros.

7. Sólo el social-fascismo, en tanto que partido que conduce al «progreso» a la metafísica Humanidad, tiene legitimidad para gobernar. Aquel que pretenda descabalgar al PSOE de su poltrona, aunque haya obtenido una mayoría parlamentaria suficiente, será rociado con las más innobles y groseras calumnias: derechista, cavernícola, reaccionario, belicista, fachas de pacotilla, &c. En ningún momento reconoceremos su legitimidad para gobernar, aunque ostente la mayoría absoluta. Las palabras de nuestro fundador, Pablo Iglesias, serán un «dogma»: “cuando la ley nos sea favorable la respetaremos, y cuando no, la vulneraremos” (unas palabras más exactas serían: «El PSOE viene a buscar aquí [al Parlamento], a este cuerpo de carácter eminentemente burgués, lo que de utilidad pueda hallar, pero la totalidad de su ideal no está aquí. La totalidad ha de ser obtenida de otro modo. Mi partido está en la legalidad mientras ésta le permita adquirir lo que necesita; fuera cuando ella no le permita alcanzar sus aspiraciones»). En cambio, nosotros estaremos más que legitimados para realizar todo tipo de pactos aunque tengamos la mayoría más endeble de la historia democrática. El mito de la «voluntad general» está de nuestro lado y nosotros somos los únicos capacitados para interpretar dicha «voluntad general». Quienes no acepten esta premisa será porque están incapacitados y, por tanto, serán prescindibles.

8. Todo vale con tal de permanecer en el poder. No dudaremos en vender nuestra alma al mismísimo diablo. Fausto será un aprendiz a nuestro lado. Si es necesario, daremos todas las prebendas necesarias para que la derecha extravagante, esto es, los partidos secesionistas que ansían destruir España, pueda seguir laborando en pos de sus ideales independentistas. Es más, dado que para nosotros, España, «nace por consenso» en 1978, jamás existió con anterioridad y siempre podremos argumentar que toda la historia anterior fue un error «derechista y franquista» que nosotros subsanaremos destruyendo España y disolviendo sus partes resultantes en Europa. Los libros de texto en las escuelas, para los pocos que quieran ir, (porque también abanderamos la «libertad»), indicarán claramente que Franco ya obtuvo el poder justo después de que los romanos se fueran. Si a cualquier alumno se le ocurriera contar los años, aunque se duda que alguno sepa, será suspendido, expulsado inmediatamente del centro educacional e ingresado en un centro psiquiátrico.

9. Usaremos la retórica en favor de las clases trabajadoras y desfavorecidas para luego apuñalarlas por la espalda. Si nos votan, les adularemos; en caso contrario, serán insultados y descalificados como «obreros de derechas», «tontos de los cojones», &c., por los medios de comunicación que nosotros, el social-fascismo, tenemos a sueldo. En cualquier caso, no dudaremos en realizar las reformas que sean necesarias para perjudicarles.

10. Según convenga. Dado que el social-fascismo carece de doctrina, podremos ampliar o reducir nuestro decálogo, según convenga a nuestros intereses, que no son otros que ostentar el poder por el poder mismo. Nuestra obligación es conservar el poder, cueste lo que cueste (a los demás) y pagando el precio que haya que pagar (por los demás; se entiende). Nosotros no somos sólo una parte (un partido) de un todo al que se pueda llamar España; nosotros somos el Todo… de muchas españas que ya están partidas… (y repartidas); somos el «Partido Único»… y éste será nuestro mapa: (que coincida con el que realizaron las “Waffen SS”, sólo es una pequeña e irrelevante coincidencia):

[Cf: Grupo Promacos, El Revolucionario, 02-01-09]

Esta entrada fue publicada en Noticias y política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s