La España de charanga y pandereta

La España de charanga y pandereta,
cerrado y sacristía,
devota de Frascuelo y de María,
de espíritu burlón y de alma quieta,
ha de tener su mármol y su día,
su infalible mañana y su poeta.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero.
Será un joven lechuzo y tarambana,
un sayón con hechuras de bolero,
a la moda de Francia royalista,
un poco al uso de París pagano,
y al estilo de España especialista
en el vicio al alcance de la mano.
Esa España inferior que ora y bosteza,
vieja y tahúr, zaragatera y triste;
esa España inferior que ora y embiste,
cuando se digna usar la cabeza,
aún tendrá luengo parto de varones
amantes de sagradas tradiciones
y de sagradas formas y maneras;
florecerán las barbas apostólicas,
y otras calvas en otras calaveras
brillarán, venerables y católicas.
El vano ayer engendrará un mañana
vacío y ¡por ventura! pasajero,
la sombra de un lechuzo tarambana,
de un sayón con hechuras de bolero;
el vacuo ayer dará un mañana huero.
Como la náusea de un borracho ahíto
de vino malo, un rojo sol corona
de heces turbias las cumbres de granito;
hay un mañana estomagante escrito
en la tarde pragmática y dulzona.
Mas otra España nace,
la España del cincel y de la maza,
con esa eterna juventud que se hace
del pasado macizo de la raza.
Una España implacable y redentora,
España que alborea
con un hacha en la mano vengadora,
España de la rabia y de la idea.
 
[Cf: Antonio Machado, «Poesías completas», “CXXXV, El mañana efímero”]

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

Las cartas marcadas de China y otros desafíos Globales

Después de:

«Crisis y Teorías económicas… con China al fondo» y

«Modelo Parasitario Chino de Expansión Económica».

D. Julián Pavón, Catedrático de CEPADE-Universidad Politécnica de Madrid, vuelve a la carga explicando las cartas marcadas de China; así como

«OTROS DESAFÍOS GLOBALES»

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

1940 – El Gran Dictador (Charles Chaplin)

El cine; idioma universal

(bueno… en su momento se pudo insertar la película completa; pero el canal que la subió, por razones fáciles de entender, fue cerrado. Se inserta, pues, el discurso más interesante de toda la cinta: el discurso pacifista de Hinkel. Es cierto que al final puede verse otro, no ya de Hinkel sino de otro personaje disfrazado de él, mucho más belicista, en el que hace un llamamiento a la guerra; pero carece de interés).

Publicado en Noticias y política | 3 comentarios

11 de marzo de 2004; un recuerdo

UN RECUERDO

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

¿Qué hacer con la Educación en España…?

PLANTEAMIENTO DE LA CUESTIÓN

En diferentes debates, muy interesantes, llevados a cabo en la Web de Izquierda Hispánica, se intentaron analizar algunos aspectos de la cuestión de la Educación en España. Aquí mismo también quedó expuesto este problema, en una entrada anterior, relacionándolo con las, por entonces, movilizaciones que se estaban haciendo en Madrid; enlazándose -2- programas del canal Zafarrancho al respecto.

Pues bien, como es sabido, desde finales de octubre/2011 hasta hoy, han pasado muchas cosas… y con toda seguridad, porque el tiempo es algo que no se puede parar, muchas más ocurrirán. De momento, al parecer, que hay quienes dicen que «las calles de Valencia van a arder a sangre y fuego»… También, en clara referencia a Esperanza Aguirre, que no tiene mucho que ver con Valencia, pero que se lo merece por lo “neo-liberal” que es: «…esta gente debería mirar siempre bajo su coche al salir de casa…»; hay que suponer que sin ningún ánimo de amenazar, sino porque podría tener debajo alguna caquita de perro y eso siempre ensucia. Y conste que se dice “neo-liberal” para ajustarlo probablemente más a la realidad, dado que el término que se suele utilizar en estos casos es el de «fascista»; atribuido a todo tipo de personas, animales o cosas: jueces, policías, instituciones y hasta al perro de las caquitas.

Nadie que haya ido a una escuela, por menos días que haya ido, confundiría a un neo-liberal con un fascista; pero como se duda mucho que aquellos que suelen utilizar tales términos hayan ido alguna vez a alguna, pues para lo único que dan es para dividir el mundo sólo en -2- tipos de personajes: los fascistas (todos los que no sean ellos) y los anti-fascistas (todos los que son ellos… «…y los que no sigan este juego es fascista, ¿está claro cabrones…?»).

Igualmente, al parecer, un Secretario General de alguna parte, ha venido a decir que «…hay que helenizar España…». Pero no se piense que esto significa que se van a repartir libros de Platón o Aristóteles en la plaza pública, para que la gente aprenda un par de cosas…, sino al más puro estilo del actual supervisor de nubes nacionales (y de otras civilizaciones), Rodríguez Zapatero, cuando decía que se iban a repartir ordenadores para todos los niños en las escuelas. Es decir, hostias… lo que se van a repartir son hostias… y no ordenadores ni Ciencia Griega. Helenizar antes significaba de alguna manera “civilizar”… pero ahora lo que significa es “repartir hostias, fuego y sangre”; en «neolengua», claro está: La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza.

El problema de la Educación, como se ve, sigue estando en la primera plana de eso que se llama “actualidad informativa”. Mientras se están escribiendo estas líneas no se si estará corriendo mucha sangre en las calles de alguna ciudad española, pero el fuego seguro que sí… Y como en este país, la llamada “casta política” tiene muy poca vergüenza, la propia policía tiene que defenderse de las acusaciones que por todos lados le llueven con vídeos como este… (sin duda, algo no funciona bien):

 

 

LO QUE NO SE DICE EN ALGUNOS SITIOS Y POCO EN OTROS

En aquélla exposición mencionada más arriba, sobre lo que no se decía de la huelga en Madrid, ya quedaron denunciados varios de los problemas que afectaban tanto a profesorado, alumnado y contribuyentes en general. ¿Quién no está a favor de una buena enseñanza pública…? ¡¡Nadie…!! Su importancia es absoluta, extrema y estratégica. Si encima se es padre, la preocupación aumenta de manera exponencial.

Ya se repasaron en los Zafarranchos enlazados, pero podemos resumir parte del problema con algunas palabras de Carlos Madrid Casado en su artículo «Carta abierta a Lucía Figar», del 06-09-2011:

«Estimada Consejera de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid,

Tengo 30 años, soy profesor de Enseñanza Secundaria –aunque también ejerzo en la Universidad– desde 2006, año en que gané la Oposición, y soy también uno de los miles de madrileños que os votaron, porque creen que el PP es mejor gestor que el PSOE, pero no así. Así no. […] … lo que dictan las nuevas instrucciones no es un aumento de nuestro número de horas de trabajo, sino una redistribución de las mismas, que prima dar clases en detrimento del resto de nuestras funciones (prepararlas, llamar o recibir a los padres, coordinarnos con los compañeros, organizar extraescolares…).

Pero el verdadero problema no es éste. Aunque lo negaste sistemáticamente, bajo la cortina de humo de las 20 horas se oculta un significativo recorte del servicio público educativo, que afecta no sólo a los más de 5000 profesores interinos que se van directamente al paro, sino a los 1424 profesores funcionarios de carrera (aproximadamente 2000 si contamos los de Escuelas Oficiales de Idiomas y FP) que, habiendo sacado su Oposición, se han quedado sin plaza y se van a su casa (cualquier ciudadano interesado puede consultar su número y sus nombres en la página Web de Recursos Humanos de Educación, bajo el eufemismo “funcionarios no asignados”). Y añadir que el resto, trabajando 20 horas, cubriremos su ausencia no es sino una mentira añadida.

Lo explicaré tomando como ejemplo el Centro al que pertenecía (y digo pertenecía, en pasado, porque soy uno de los cientos de profesores desplazados como consecuencia de la eliminación de su plaza). Hace dos años éramos 120 profesores, y el curso que ahora empieza lo hará con sólo 86 profesores. Uno podría pensar que si estos 86 profesores trabajan 20 horas de clase en lugar de las 18 habituales (aunque el año pasado bastantes profesores ya estábamos a 19 horas) serán capaces de cubrir el trabajo de los 120 profesores de partida. Pero las matemáticas no engañan. 120 profesores por 18 horas de clase da un total de 2160 horas de clase a la semana. Y, sin embargo, 86 profesores por 20 horas de clase da un total de sólo 1720 horas de clase a la semana. ¿A dónde han ido a parar las 440 horas de clase de diferencia? Se han perdido. Mejor dicho, la Consejería las ha suprimido. Pese a que el número de alumnos ha permanecido constante, el recorte en el cupo de profesores se traduce en que los Centros van a tener que eliminar grupos flexibles en Lengua y Matemáticas, desdobles en Inglés, laboratorios en Ciencias, clases de apoyo en materias suspensas… y, además, la ratio de alumnos/clase va a tener que aumentar notablemente. Y todo esto sin contar con que, para cuadrar el nuevo horario, múltiples profesores vamos a tener que enseñar materias en que no somos especialistas (en mi caso, en lugar de Matemáticas, explicaré Física y Química)…»

El, por otra parte, Doctor en Filosofía, pues aquí sólo habla de matemáticas, física o química, junto al resto de doctores que pudieran haber hablado ya, centran muy bien uno de los aspectos de la cuestión de fondo. No sólo uno, sino dos o tres. Se les supone capacidad para pensar, dado que algunos estudios tienen. Algunos ex-ministros, en su currículo, anotaban: «conocimiento en leyes»… que significa que no han hecho ni el 1º de carrera. No estamos entre este tipo de mentirosos. Si denuncian lo que denuncian, sin fuegos ni sangres que recorran las calles, por algo será. Esto nos obliga a seguir suponiendo que aquí no radica el problema. Y es que, el problema, tiene muchos nombres; uno de ellos, un gran discípulo de Goebbels: «Rubalcaba»; que es Doctor laureado en el Ministerio de la Verdad, pionero (no el único) en destrozar cualquier cosa que se llame Enseñanza. Dicen que ahora es Secretario General de la pesoe; partido que asegura que a tal señor se lo merecen. Sin duda. Entre unos que hacen barbaridades y otros que ya son bárbaros de por sí, es lógico que la preocupación aumente.

Entre los debates que también se han mencionado más arriba, se abordó, como es natural, el problema de lo público/privado/concertado. Una de las cuestiones con las que tuvo que enfrentarse en su momento un antiguo Presidente de Gobierno, Felipe González, que creo se autodefine como un jarrón muy valioso (ignoro cómo puede chupársela de esa forma a sí mismo), pero que nadie sabe dónde poner (yo sí sabría dónde ponerlos a todos, todos…), fue precisamente en cómo plantear ese asunto… solución: lo privado seguiría siendo privado, pero lo concertado se convertía en público, gracias a tales conciertos. ¿Y por qué…? Pues muy simple; porque el Estado no tiene, ni por asomo, una estructura suficiente como para absorber a todos los alumnos que tienen derecho, y son todos, a una educación pública. Esto no significa que antes de él sólo hubiera «caos» y «vacío», pero digamos que fue este personaje siniestro, más que probable colaborador de la CIA, el que lo puso mucho más en negro sobre blanco, letra en papel… (a pesar de que todavía se oye alguno decirlo al revés: blanco sobre negro… que prefiero no imaginar lo que significa…; tampoco imaginar dicho al derecho; de ahí que se haya aclarado que es sobre el papel).

Desde posiciones llamadas de “derechas”, la palabra «público» no suele gustar mucho… basándose, grosso modo, en que los ciudadanos hagan lo que quieran y que el Estado no tiene porqué decirles a qué colegio ir, &c. Entre las llamadas “izquierdas”, la palabra que no suele gustar mucho es «privado» y, grosso modo, es un poco al revés: tienes que ir a tal colegio, &c. y el Estado lo asume; también puedes ir donde quieras, pero te lo pagas tú.

Un difícil equilibrio entre lo público y lo privado. Muchas veces, el problema, se plantea desde estas perspectivas; no una que se ciña a la Enseñanza y sus problemas en sentido estricto, sino en claves políticas maniqueas (ver Mani, para los que no sepan quién fue). No debería haber ningún problema cuando se habla de lo concertado; pues no deja de ser de alguna manera público. Pero he aquí que lo hay… y cuando se habla de lo concertado, se le suele atribuir una naturaleza “privada” (son de «derechas»)… argumentando, en no pocas ocasiones, que como suelen tener una calidad de enseñanza algo superior a lo estrictamente público (es decir, a lo de «izquierdas»), pues sólo van algunos “privilegiados” (que como es lógico y normal, son de «derechas»). Cosa que no se ajusta a la realidad. Hagamos la prueba de la «falsabilidad»; que es como la prueba del algodón pero con el prefijo «falso»:

Para justificar la generalización “todos los cisnes son blancos” (todo lo «concertado o privado» es de «derechas»), según el método hipotético deductivo, tendríamos que buscar a todos los cisnes para comprobar que todos son blancos, algo imposible. En cambio con este método habría que hacer lo contrario, buscar un cisne de cualquier otro color, verde, negro, &c… Así sólo nos hace falta buscar un cisne diferente para falsar esa hipótesis, algo mucho más fácil. ¿Quién está en posición de asegurar que un tal José Montilla, charnego (como yo, conste; aunque creo que cualquiera de los dos tenemos poco que ver con los franceses y sus charnegas)… que llegó a President de la Generalitat de Catalunya; quién está en posición de asegurar que es del color azul habitual de las «derechas»… dado que tira de colegios privados para los suyos…? Supongo que nadie; pues él mismo decía que era muy de “izquierdas” (a saber lo que el tipo entendía por “izquierdas”)… Por consiguiente, si le creemos, no todos los cisnes son blancos, ¿verdad…? Y si no le creemos, no todos los de “derechas” son azules.

Dicho de otra manera: hay que disociar “derechas” o “izquierdas” de lo “público”, “concertado” o “privado”. Acaso el asunto se cruza con otras consideraciones; como el hecho de tener o no tener dineros. Y no todos los que lo tienen son de “derechas”. Pero la realidad es terca: constantemente se insiste en verlo desde ese tipo de coordenadas políticas.

Enfrentarse a la pregunta: ¿Por qué en uno estrictamente público la calidad de la enseñanza no es superior…?, es incómodo. Y ésta, quizás, sea una de las madres del cordero.

En el artículo «Zafarrancho nº 10: Huelga de profesores en Madrid», en la Web ya citada de Izquierda Hispánica, vinieron a plantearse las siguientes consideraciones:

En un comentario realizado por ‘José Tomás Escalante’ en el artículo «Izquierda Hispánica [IH] sobre la distinción público/privado», puede leerse:

«…pero el Estado central puede fomentar y tolerar distintos métodos productivos en distintas empresas precisamente para que en la práctica se vea cuál es el más efectivo. Y los que sean ruinosos o problemáticos, pues se eliminan o reconvierten.»

Se acepta «competitividad» como animal de compañía. Y también «lo privado» en condiciones determinadas. Sin perjuicio, como tú mismo dijiste [Javier] en el mismo sitio y como en alguna otra parte también dije yo, que en última instancia, el Estado, es el que tiene el poder de expropiar.

A la pregunta: «¿Cómo podría saberse el precio de un litro de leche…?», ‘Esquinas’, [José Ramón Esquinas], vino a contestar de manera más o menos satisfactoria:

«Pues igual que se sabe en el capitalismo: a partir del coste de producción integrado (esto es, el coste no de esa fábrica, sino el coste social dado un sector determinado) que es la expresión monetaria del trabajo socialmente necesario (valor). Puesto que tanto en el socialismo como en el capitalismo la producción es circular, el proceso es dinámico y necesariamente se producen diferenciaciones entre el valor y el precio. En el capitalismo es la ley de la oferta y la demanda la que hace pivotar el precio y en el socialismo es la demanda socialmente administrada la que lo hace.

En el capitalismo los precios no los pone nadie siguiendo la ley de oferta y demanda. Lo que se hace es, una vez que se tiene lo que cuesta el producto, modificar su valor en el mercado intentado sacar lo más posible por él, fijándose al final el precio.»

Supongo que, depende del sector del que se hable, la misma competitividad genera un mercado, una oferta y una demanda (sea socialmente administrada o no). Igualmente, un entorno socialista, más pronto que tarde debe enfrentarse a entornos no socialistas; porque si sólo existiera el primero, no acabo de entender cómo habría modo de saber si algo es ruinoso. Porque podría suceder que en un entorno no socialista, los domadores de vacas (así los llama mi hermano en Suiza) (los putos amos de tal “Confederación”), bien podrían tener métodos más efectivos que el más efectivo habido en un entorno socialista (y no hablo de Suiza, que sólo ha servido para definir a los vacanos). Por otro lado, no siempre funciona eso de «intentar sacar lo más posible»; no pocas veces a lo más que se llega es a «intentar sacar». Si no cubre como mínimo lo que ha costado, o simplemente «no se saca» el producto, es ruinoso; por más bueno que éste sea, por más calidad que tenga.

Que la educación es un sector absolutamente estratégico, imagino que nadie lo va a discutir. Es el futuro. Para lo que ahora se pretende decir, es irrelevante el contenido; da igual si en la «educación para la ciudadanía» se dice que el lobo no es feroz y que en realidad ama a Caperucita (que la quiere «conocer», en sentido bíblico), o que un soldado en realidad es una especie de bombero o enfermero (solidarios, sin duda) y que sólo repartiendo condones alcanzarán la paz mundial. Lo que se pretende aclarar es si el coste de producción, no de un centro determinado, sino el coste social dado en ese sector, expresa un trabajo socialmente necesario acorde con lo que se espera de él.

En este punto, nos damos de bruces con la cuestión público/privado. O más exactamente, con la cuestión público/concertado. Porque lo absolutamente privado, si lo hay, es como el mito de los billetes de 500 Euros. Muchos dicen que existen o los han visto, pero si no se es dirigente del PPesoe, no hay chacha que lleve a nuestros hijos a ese sitio. Sobre esto hay bombardeo generalmente aceptado: «La Escuela Pública cuesta el doble»… ¿Qué significa esto…? Sinceramente, he de decir, que no estoy muy seguro del significado real. En alguna parte, el argumento encontrado, es que como la pública la pagamos todos y la privada se la paga cada cual (que quiera y pueda), pues por eso la cuenta sale al doble. Pero no estamos hablando de la privada, sino de la privada-concertada; que no es lo mismo. Aún así, el argumento, no me parece satisfactorio. Así no se pueden hacer las cuentas.

Según MAGISnet [allí no podía insertarse la foto, pero también se enlazaba el sitio]:

«… un último dato, de 2005, [algo antiguo], ofrecido por el Mepsyd, era de 4.520/alumno y curso no universitario. Esta fuente ofrece también el coste del puesto escolar público, aunque no del concertado, aunque se puede estimar: como puede verse en la tabla, el coste de la plaza pública para la Administración es de 5.299 euros, y el coste de la plaza concertada –es una aproximación basada en el coste total y en el número de alumnos escolarizados en cada red– es de 2.480 euros.»

Y sigue:

«…Los datos más comparables, los de la Pública con la Concertada, ofrecen una diferencia importante: la Concertada costaría al Estado menos de la mitad que la Pública. Una parte importante de la diferencia se debe a que la Pública escolariza en lugares con ratios bajas, como las zonas rurales, donde la proporción de centros privados es mucho menor.

La otra parte de la diferencia se debería a la insuficiencia del concierto, y se supone que la compensarían los padres. Sin embargo, la diferencia de gastos entre los padres de la Pública y la Concertada no es muy amplia: aunque el gasto se duplica para las familias que llevan a sus hijos a la Concertada en cuanto a clases de refuerzo, actividades extraescolares y servicios complementarios. El total no compensa ni por asomo las diferencias entre ambas redes.

Otro dato curioso es lo “barata” que es Educación privada no concertada, en comparación con la Pública y con la Concertada. Con datos de 2007, la Privada sin concierto cuesta poco más de la mitad que la Pública, y un 85% del montante total que cuesta un puesto en la Concertada, y eso sin tener en cuenta que el gasto público en conciertos es de 2005, por lo que con datos de 2007 probablemente se pondría en un 75%.

Aunque hay que tener en cuenta que gran parte de la Privada sin concierto se concentra en la Infantil, que cuesta mucho menos: en la ESO, el gasto medio por alumno en la enseñanza pública fue de 610 euros, en la Privada concertada de 1.285 euros y en la Privada sin concierto de 3.999 euros. Según el Instituto de Evaluación, el gasto público medio (en 2005) en España por alumno de Secundaria fue de 5.535 euros.»

Reconozco que el último párrafo no lo he entendido bien; porque parece que el “doble” es la concertada y no la pública (será sólo en la ESO). Aun así, en el cuadro anexo al artículo, los Totales que aparecen son los siguientes –se insiste, a las fechas referidas-: 6.092… Pública, 3.802… Concertada, 3.260… Privada.

En ‘La Razón’ [allí no podía insertarse la foto, pero también se enlazaba el sitio]:

El artículo recoge los datos del: «…informe 2011 sobre la «Libertad de educación en España» que ha presentado la patronal de la enseñanza privada y concertada, CECE, en su último congreso…». Se supone, por tanto, que más actualizados; aunque reconociendo que «Los datos que ha plasmado la CECE en su estudio corresponden a 2009, los últimos de que dispone el Ministerio de Educación.»

En efecto, el cuadro anexo, parece aterrador. No he sabido encontrar cifras totales; pues el desglose es por Comunidades Autónomas, cada una con sus propios numeritos. La longitud de cada parámetro da una idea de la envergadura del numerito que acompaña.

Y concluye:

«Mariano Castillo, director del Instituto de Técnicas Educativas de CECE, manifestó ayer que «la situación económica actual va a fortalecer la libertad de elección de los padres en el futuro porque las administraciones no van a disponer de fondos para edificar nuevos centros y no van a tener más remedio que concertar más». La patronal asegura que si todas las comunidades autónomas tuvieran concertada el 50% de la enseñanza, España ahorraría anualmente 14.250 millones y si desaparecieran los conciertos las Administraciones tendrían que invertir 2.350 millones más.»

A todo esto, si se quiere, como se suele decir de los “mercados”, habrá que descontar el eventual cocinado de datos, si lo hay. Aunque dudo que en los datos que vienen del Ministerio se hayan pasado con la pimienta y la sal.

Pues bien, ¿Qué debemos entender por «métodos más efectivos»…; por «métodos ruinosos o problemáticos»…? ¿Hasta qué punto puede hablarse de «una modificación del valor en el mercado intentado sacar lo más posible por él», por ese producto a todas luces estratégico…? Ya se sabe que los parámetros aplicables a la enseñanza difieren de otros aplicables a otras cosas. Pero al final, no deja de ser un producto más; gracias al cual, un Estado determinado, o una esfera cultural determinada si se quiere, se pone en disposición de enfrentarse a otros Estados u otras culturas. Ya lo dijo ‘jchu’ [José Luís Pozo Fajarnés]:

«…si la educación se dirige sólo a saberes técnicos sin atender a ciertas justificaciones de los mismos o incluso a sus cuestionamientos, el futuro pudiera llegar a ser incierto para nuestra especie.»

Dado que algo público no se puede expropiar, por más ruinoso que sea, porque ya es público; y dado que igual de absurdo sería reconvertir tales centros en tiendas de chinos, que venden productos chinos, fabricados por chinos en China, la cuestión quedaría reducida a lo más simple, que a la vez es lo más complejo:

¿Qué hacer…? Y lo más jodido: lo que sea, ¿Cómo se hace…?

Así terminaba con las consideraciones que se decían.

SOLUCIÓN  

Cerrar a cal y canto todas las instituciones que se dediquen a enseñar a los niños y jóvenes, ya sean públicas, concertadas o privadas. Total, para lo que sirven. Esto dejaría no un futuro incierto, sino una certeza absoluta: la desaparición de nuestra especie. Puede que muchos lo vean como una aberración, pero piénsese:

¿Cuántos niños y jóvenes serían felices… mientras desaparecen…?

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

Ante el fútbol

Dedicado especialmente a la que todos dicen que es mi hija… Sofía, por enseñarme que hay más niños tontos de los que a simple vista parece:

«He visto un partido de fútbol y confieso que no entiendo nada de lo que pasa en el fútbol. Primero, salieron unos señores vestidos de niño entre los cuales había otro vestido también de niño que tenía un pito, los otros señores vestidos de niño empezaron a correr como locos detrás de una pelota, dándole patadas y más patadas.

Yo le dije a mi padre que aquello no tenía la mejor lógica, porque, una de dos, o aquellos señores querían la pelota, en cuyo caso no tenían por qué darle patadas, o no querían la pelota, en cuyo caso no tenían por qué correr detrás de ella.

Entonces mi padre me explicó que lo que querían aquellos señores vestidos de niño era meter la pelota en un sitio que se llamaba portería, cosa que tampoco comprendí, pues como yo le dije a mi padre con mucha razón, meter una pelota tan pequeña en una portería tan grande no es una cosa difícil y lo que hubiera sido verdaderamente extraordinario hubiera sido que metieran la portería dentro de la pelota.

Según dijo mi padre la dificultad de meter la pelota dentro de la portería está en que la mitad de aquellos señores vestidos de niño quieren meter la pelota en un lado, mientras que la otra mitad de señores vestidos de niño quieren meter la pelota en el otro lado, y cuando ya creía haberlo comprendido todo, tocó el pito el del pito y, al empezar a jugar nuevamente, vi con estupefacción que los que querían meter la pelota en un lado querían meterla en el otro, y los que antes querían meterla en el otro, querían ahora meterla en el uno.

Total, que no hay quien los entienda. Yo creo que ni ellos mismos saben lo que quieren y desde luego no me extraña nada que vayan vestidos de niño.»

[Cf: Antonio de Lara “Tono”, «Diario de un niño tonto» “Página 43”]

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario

Declaración de la Armonía… ¡Y no se detuvo a nadie…!

Aunque parezca increíble, que lo es, los responsables del Partido Comunista de China han permitido esto… y el Ejército Revolucionario del Pueblo no ha detenido a nadie.

Celebrado en Qufu, provincia de Shandong, donde nació Confucio, se celebró durante dos días, por iniciativa de Xu Jialu, el Primer Foro Nishan sobre Civilizaciones Mundiales, en el que se reunieron más de una centena de ideólogos idealistas, espiritualistas chinos, y una treintena de extranjeros, predominantemente católicos. No consta la asistencia de ningún agente mahometano, ni tampoco la de ningún representante hispano, ni siquiera algún embajador de la alianza civilizatoria pro-islámica zapateril. Lo que parieron estos altos, ingenuos, estúpidos e inútiles “pensadores”, fue lo siguiente:

“El 27 de septiembre de 2010, un día antes del 2561 aniversario del nacimiento de Confucio, el más grande pensador y maestro de la antigua China, y con ocasión de revisar la sabiduría de su época, nosotros, los abajo firmantes, con ocasión del Primer Foro Nishan sobre Civilizaciones Mundiales, proclamamos la siguiente Declaración de la Armonía:

Preocupados por el estado actual de los asuntos mundiales; inquietos ante el futuro común de la Humanidad; afligidos por la brutal realidad de la guerra, las masacres y los conflictos; enfrentados con el deterioro del medio ambiente global, los seres humanos están perplejos y confundidos en todas partes.

Después de haber reflexionado y reconocido solemnemente la sabiduría de nuestros predecesores, propugnamos la armonía; propugnamos la bondad; propugnamos la tolerancia; propugnamos el decoro y la gentileza; propugnamos la fidelidad y la confiabilidad; propugnamos «no hacer a otros lo que no quieras que te hagan a ti»; propugnamos «amar a todas las criaturas como nos amamos a nosotros mismos» y «la unidad del Cielo y de la humanidad»; propugnamos el principio de que «mientras disfrutamos de la belleza de nuestra propia cultura, apreciamos también la belleza de otras civilizaciones»; propugnamos el convencimiento de que dentro de los cuatro mares, todas las personas son hermanos y hermanas; propugnamos un mundo armonioso y el principio de «armonía en la diversidad».

Con el fin de construir un mundo armonioso, y con el fin de conservar nuestro planeta común, reclamamos la comprensión mutua y el respeto para resolver las disputas; reclamamos el diálogo y la comunicación como medio para evitar conflictos; reclamamos la frugalidad y las bajas emisiones de carbono para asegurar la sostenibilidad de nuestra madre tierra; reclamamos la solidaridad y la colaboración para construir juntos nuestro futuro.

Esperamos y rezamos para que nuestras peticiones y deseos encuentren eco y sean asumidos por todo el Mundo.

Esperamos y rezamos para que nuestras peticiones y deseos se conviertan en prácticas comunes para todos los seres humanos.”

Repito: ¡NO SE DETUVO A NADIE…!

[Cf: Sección “Ante la República Popular China”, «Declaración de la Armonía», El Catoblepas, nº 103, Septiembre/2010]

Publicado en Noticias y política | Deja un comentario